Autobús

La red de autobuses te lleva a todos aquellos lugares adonde no llega el metro y es la forma más barata de desplazarse por Singapur. Hay autobuses de un piso y de dos pisos, con y sin aire acondicionado.

Como ocurre en el metro, el precio del viaje depende de la distancia recorrida. Existen precios diferenciados para los autobuses con aire acondicionado y para los que no lo tienen. En la página Bus Fares, se pueden consultar los precios actualizados.

Comprando el billete

Una de las opciones de pago son las monedas. No se da cambio, por lo que debes llevar la cantidad exacta para el viaje. Si tienes dudas sobre el precio del viaje, pregúntale al conductor cuánto vale el billete hasta tu destino.

Más práctico, como también ocurre en el metro, es el uso de la la tarjeta EZ link, que hay que pasarla por el lector electrónico tanto a la entrada del autobús como a la salida. Cuando se entra al autobús, se descontará de la tarjeta el valor máximo de un viaje en esa línea. Al pasar la tarjeta a la salida, se ajusta el valor con el correspondiente a la distancia viajada. Por eso, si te olvidas de pasar la tarjeta a la salida, acabarás pagando más de lo que te corresponde.

Si vas a estar pocos días en la ciudad y realizar muchos desplazamientos, puedes optar por algún pase turístico, que permite realizar viajes ilimitados en el metro y el autobús en un periodo determinado de tiempo. Su uso es parecido al de la tarjeta EZ link.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies