la tarjeta EZ link

La tarjeta EZ link es un monedero electrónico muy útil para el que va a permanecer en Singapur varios días o para el que tiene la intención de volver a la ciudad, ya que se puede utilizar para viajar en el transporte público de la ciudad (incluyendo el metro y el autobús) además de para pagar compras en una serie de establecimientos y hasta en algunos taxis.

¿Dónde comprar la tarjeta?

La tarjeta EZ link se puede comprar en todas las estaciones de metro de la ciudad (incluyendo la del aeropuerto de Changi) así como en las tiendas 7-Eleven que hay por toda la ciudad. En las estaciones de metro, basta dirigirse a la Ticket office (taquilla/boletería) para comprarla.

¿Cuánto cuesta?

En el punto 2 de las preguntas frecuentes en la web oficial de la tarjeta se pueden consultar los precios actualizados de la misma. La tarjeta tiene una validez de cinco años contados a partir de la fecha de la compra (de su primera utilización).

Cuando la compres por primera vez en alguna estación del metro, pagarás un precio del cual una parte corresponde al coste de la tarjeta y otra al valor almacenado para que puedas usarlo para viajar. Inicialmente puedes pedir que te carguen la tarjeta con más dinero si te parece que te va a hacer falta.

¿Cómo se usa?

Como si fuera una tarjeta de pago normal, pero que funciona sin pin y sin necesidad de introducirla en ninguna ranura. Basta con pasarla por el lector para que el débito sea efectuado.

En el caso del pago en el metro, se debe colocar sobre el lector en las puertas automáticas de las estaciones, tanto al entrar como al salir. Para pagar el autobús, hay que pasarlo por el lector que hay a la entrada del autobús cuando te subas y por el lector que hay al lado de las puertas de salida cuando te bajes.

Cuando se pasa la tarjeta por el lector del autobús o del metro se descuenta un valor fijo (que equivale al valor máximo que cuesta un desplazamiento en la línea que estás usando). Cuando se pasa la tarjeta a la salida, el valor se ajusta a la distancia recorrida. Si el valor que tienes que pagar por el viaje realizado es menor que el máximo descontado al entrar, la tarjeta se vuelve a recargar con el importe pagado de más. En el metro no se puede salir sin pasar la tarjeta, pero en los autobuses es importante no olvidarse porque si lo haces te habrán descontado de la tarjeta un valor mayor que el deberías haber pagado.

Para poder subir en el metro o en autobús tendrás que tener créditos suficientes para pagar la tarifa más cara de la línea, y no únicamente la correspondiente al trecho en el que quieres desplazarte. Ese valor suele ser un poco más alto (no mucho más) que el que vas a gastar en realidad.

En algunas tiendas y máquinas existe un lector semejante al de las estaciones al lado de la caja. En el momento de pagar se pueden usar los créditos de la tarjeta como forma de pago.

¿Cómo se recarga? ¿Cómo sé cuántos créditos me quedan?

La tarjeta se recarga fácilmente en las máquinas expendedoras de billetes que hay en todas las estaciones de metro. Se coloca la tarjeta sobre el lector, se indica cuánto se quiere cargar (solo en múltiplos de SGD10), se coloca el dinero en la máquina y se espera a que acabe el proceso de carga antes de retirar la tarjeta.

En esas mismas máquinas se puede consultar el saldo disponible en la tarjeta.

¿Dónde encuentro más información?

En la web oficial de la tarjeta.

El consejo de la Guía de Singapur: si vas a estar uno o dos días en Singapur puede que no te compense adquirir la tarjeta. Pero si tu estancia va a superar los tres días te recomendamos adquirirla por su gran comodidad, principalmente a la hora de pagar el transporte público.